23 agosto 2009

Je veux dire, mais j'ai peur.

Con lo cotidiano o con lo más profundo, a veces quedamos en silencio por no equivocarnos y es ahí cuando ocurre lo peor, vivimos anhelando algo y no luchamos por tenerlo (vivimos sin amor, sin libertad, sin Paz, o simplemente sin algo material de costoso o difícil acceso).
A veces queremos decir y no decimos por miedo (Je veux dire, mais j'ai peur), o lo más simple, por no conocer la respuesta que seria correcta o que nos llevaría directamente al no fracaso (es decir al triunfo). Solo vamos sin pensar cuando estamos seguros de la victoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario