19 septiembre 2009

Las experiencias de un día, pueden ser de utilidad para toda la vida. Todo se reduce a elementos muy simples, cosas que ya sabia, pero de la cuales siempre hay más que saber.

1. Hay gente buena.

2. Gente Extraordinaria. (dignas de admirar, estas también se equivocan pero lo saben hacer bien)

3. Malas. (O al menos que sin darse cuenta pueden hacer algo de mal)

4. Y algunos completamente indeseables. No merecedores de calificación alguna. Son el otro extremo de nuestra existencia, sanguijuelas que pretenden dejar sin sangre a todo ser que este a su alcance.

La gran mayoría pertenecemos a un genero mezclado, podemos ir de un extremo al otro, según se presente el día. Solo quedan exentos de este mestizaje los extraordinarios y los indeseables, los del montón vamos según sople el viento, respaldandonos algún tipo de creencia o filosofía, que nos lleve a hacer las cosas desde un lado u otro de los anteriores calificativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario