02 septiembre 2009

Ying y Yang.

Encerrado en un espacio temporal muy corto, he ido del bien al mal, del blanco al negro, de la verdad a la mentira, del todo a la nada. Contenido de la existencia en si, todo y nada que son lo mismo. En un tiempo no definido, pero muy pequeño comparado con la eternidad, se puede tener toda la suerte del mundo y en el próximo instante ser un desdichado total.
He disfrutado de lo mejor del día, pero también he aprendido de lo peor.

En el centro de tu ser tienes la respuesta; sabes quién eres y sabes qué quieres.
Lao-tsé

No hay comentarios:

Publicar un comentario