27 enero 2010

Mis derechos son mis derechos...

A lola que bien conoce sus derechos y ojala algún día pueda hacerlos valer.

Hace poco un ser algo iluso me hablo sobre ciertos derechos aplicables a un área común de nuestras vidas. Su charla me hizo pensar en muchos otros de nuestros derechos.
Me hablaba sobre posibilidad de hacerlos valer, sobre como esos derechos me daban ¨el derecho¨ a luchar por el respeto a mi integridad y libertad individual, y que, siendo aplicados y respetados, en su conjunto colaborarían al respeto por la libertad y la seguridad colectiva.
No soy conformista y mi máxima aspiración es la existencia de una libertad real (para todos por igual). Pero solo puedo calificar de irreal o no aplicable su planteamiento, esto esta mas que demostrado por la historia y todos los hechos que a diario vivimos en nuestra sociedad. Di las gracias a ese ser, estreche su mano y alli lo deje.
No es cierto que tengamos derechos, o mas bien no es cierto que tengamos el derecho de hacerlos valer. Todos están escritos, pero pocos se respetan por el sistema y las instituciones encargadas de respetarlos y vigilar su correcta aplicación. La mayoría de las libertades que poseemos no son mas que una ilusión, una ilusión nacida de una mezcla entre lo que queremos y lo que quieren hacernos creer.

1 comentario:

  1. La libertad, la única libertad que realmente existe es nuestro propio pensamiento. Por mucho que nos pongan mordazas, por mucho que nos opriman, no podrán quitarnos la libertad de nuestros pensamientos. Sólo en ellos podremos refugiarnos cuando lo veamos todo perdido, cuando nos pisoteen nuestros derechos: que es casi siempre. Pero na hay que cerrarle la puerta a la esperanza. Tal vez un día la Humanidad despierte y los derechos nos alcancen a todos. Independientemente de su raza, su color, su sexo, su poder...Y la utopía
    se convierta en realidad. Cosas igual de dificiles han sucedido en el mundo. Que Estados Unidos tuviese un presidente negro era impensable: y ahí está.

    ResponderEliminar