08 abril 2010

La verdad no se encuentra en formulas...
(Anthony de Mello en el libro ¨La oración de la rana
.¨)

Hoy he visto la tele (ya casi nunca la veo) y me he encontrado con un acalorado debate sobre un tema de trascendental importancia para toda una nación (que no era la patrocinadora del canal emisor)(siempre es fácil hablar de lo que pasa en patio ajeno). He visto un programa serio, de esos que quieren decirnos la verdad (cuando la verdad nadie la tiene)(y todos la tenemos a la vez).

La emisión de este programa se caracteriza por entregar un producto televisivo de esos que invitan a creer en su mensaje. Siempre con temas serios, con invitados de mucho prestigio, con un enfoque plural y respetuoso, abordando la realidad con debates, que lejos de quedarse en la superficie de un asunto, intentan penetrarlo a profundidad. En fin, cada segundo de este, puede ser vendido al espectador como la formula televisiva perfecta (entre tanto reality que hay por ahí que no lo es). Pero al fin y al cabo, como todo show que debe vender, la formula se convierte en algo que todos queremos consumir y a su vez en algo que el poder imperante esta interesado en que consumamos, y así el montaje de la realidad transita de principio a fin como la gran puesta en escena de una obra teatral.

Se presentaron los personajes (todos sacados de la realidad y con sus verdaderos protagonistas) y cada uno fue jugando con su verdad y vendiendo su punto de vista. (todo con una visión muy seria y documental, nada de peliculita barata)
A continuación una breve descripción de cada personaje:
-Un oportunista sin talento, que encontró la oportunidad de resaltar criticando o alabando (segun sea el caso) acciones, desgracias o méritos de otros (algunos sobre todo los criticados, gente sin derecho u oportunidad a defenderse o rebatir la critica)(este personaje es muy universal)(al señor que los mueve en el teatro de muñecos se le llama titiritero).
-Partidos políticos oficiales (los representantes mas carismáticos de estos), siempre en lo mismo, intentando dividirse el pastel con su aparente oposición democrática (con lo parecidos que son entre ellos y se llaman opuestos) (que casual, mas personajes de carácter universal).
- Un pequeño grupo dedicado (hace muchos años) a vivir del cuento (véase exactamente decir sin hacer), viviendo una realidad totalmente alejada del discurso al que pretenden aferrarse y cobrando comisiones por su labor para con la patria. (mercenarios de toda la vida, o patriotas eso según quien los nombre).
-Una víctima casi surrealista de la oficialidad (víctima de la manipulación de bandos opuestos), con una visión distorsionada (su capacidad ha sido manipulada con el fin de disminuir su raciocinio o su nivel de credibilidad), un ser que puede o no estar preparado y tener un corazón de oro, pero que le falta mucho para llegar a ser protagonista de la obra (para todo hay que nacer con una buena estrella en esta vida).
-Actores con cierta fama y algún talento que se montan un papelito de opositores progresistas en busca de la salvación mundial, para ganar un poco de popularidad (dentro de unos años cuando vivan de la renta que le deje su participación en obras ¨artísticas¨de carácter comercial, habrá que ver su posición).
-El representante de un partido que nunca gana, ni nunca ganara, lo que le hace tener menos que perder, por lo que algo (muy poco) de lo que dice puede estar cerca de lo que realmente sucede en aquel lejano lugar del que intentaban hablar (incluso puede haber vivido el tema de alguna forma)(estos son muy cambiantes, y el precio de su fidelidad un tanto barato). Este elemento da seriedad al asunto, da la impresión de no estar en un campo de batalla donde solo hay bandos enemigos (la Democracia con sus multiples espacios para todos, incluso para los mas raros y exquisitos, para los enemigos de la cultura de masas)(Aqui hay p´to el mundo).
Y la presentadora, bella, inteligente, preparada, locuaz y muy ambigua (recurso muy utilizado por los medios de comunicación modernos) lleva muy bien su papel de moderar, aclara cualquier equivocación con una profesionalidad absoluta, es una diosa con todos los detalles del tema (pero ya sabemos ayer fue lo mismo y mañana lo sera con otro). Si no fuera porque ya conozco el mecanismo, incluso hoy podría soñar con ella, tan linda y perfecta, además sabe de todo, es todo un sueño al que nadie puede resistirse, y su estética con tendencia a lo ambiguo, hace mas amplio el campo de acción, ahora le puede gustar a las chicas también (negocio redondo, el producto unisex, la verdad para todos en un solo frasco)(esto es valido tambien para presentadores del sexo masculino, la diferencia la marca el destinatario principal de cada programa).

Y así durante los X minutos que duro este programa, jugaron a decirnos lo que hay o lo que no hay que hacer, se enfadaron unos con otros, los políticos (que casualidad, todos eran políticos de una forma u otra) mostraron su postura y tiraron piedras sobre el tejado de los contrarios, solucionaron todo y lo volvieron a enredar. Y al final se acabo el tiempo, el mundo quedo igualito, y el tema de aquel sitio lejano quedo abierto para otro debate mas.

Mi mensaje: Si quieren saber vivan la verdad, si quieren participar participen, pero no jueguen con la gente, no creen falsas expectativas, no manipulen, no se entrometan y los que tienen que entender por una vez y por todas escuchen y entiendan, el mundo tiene que cambiar y va a cambiar... es broma si al fin y al cabo todo esto volverá una y otra vez a pasar y los que tienen que entender nunca entenderán.



3 comentarios:

  1. Tu análisis va más allá del hecho en sí que examina -un programa de TV- para indagar en asuntos esenciales de cómo la política y los políticos manipulan la verdad en este mundo de hoy tan "civilizado" y "democràtico". Te felicito.

    ResponderEliminar
  2. Empiezas diciendo que ves poco la tele. Yo,no mucho, pero el programa que te refieres procuro no perderlo y eso que empieza muy tarde, a las 24 horas. Me gusta porque sus invitados son personas que infunden credibilidad por su seriedad. Aqui me contradigo pues cómo es de suponer no estás de acuerdo con los planteamientos de algunos de ellos.Qué un programa cómo éste haya dedicado uno exclusivo para "ESE PUEBLO TAN QUERIDO" quiere decir, quiero creer, que algo empieza a moverse.......

    ResponderEliminar
  3. Amigo, Hector, creo que no se puede reflejar mejor que tú lo has hecho en el artículo la realidad de estos "sabios" y tramposos debates. No añadiré nada al comentario, sí
    me permito reproducir uno de Aurora que hizo en mi blog y que viene al pelo:
    cuando los lobos se coman todos los corderos, y cuando se coman entre ellos,se acabó. Creo, y no soy pesimista, que del último banquete surgirá un mundo nuevo, espero que sea mejor que éste.
    Que así sea

    ResponderEliminar