06 julio 2010

Por Hector Alejandro...

Conozco una ciudad hermosa. Es cierto, esta apagada, con calles sucias, edificios destruidos, llena gente que busca y no encuentra, de gente lista a marchar hacia cualquier otra ciudad. Es poseedora de muchisimos defectos, pero que voy a hacer es mi ciudad.
Conozco una ciudad en la que solía vivir, y de la que siempre soné marchar. Una ciudad que como mismo me invito a salir, en el justo momento en que la abandone, su voz me comienza a llamar. Sitios que se hacen día a día mas presentes, una Habana llena de momentos inolvidables. Una Habana a la que le falta mucha de su gente, pero que lleva dentro a todos los los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario