04 noviembre 2010

Ella agradece a su amo porque le pega menos fuerte que a los otros esclavos. Da las gracias a un igual por tirarle sobras al suelo. Se reduce a nada, su vida se centra en trabajar, justifica la avaricia del poder, no se rebela contra los malos tratos. Mira hacia otro lado cuando no conviene mirar. Gasta mas de lo que tiene, cree lo que dice la tele. Dice lo que le dicen, y cree en lo que quieren que crea. Vive su vida en una constante deuda, cuenta orgullosa que comprar un nuevo coche sin apenas haber pagado el que tiene. Quiere una casa, que nunca terminara de pagar. Cree que la guerra justificada es justa. Que la culpa de la crisis la tenemos todos, que quien es distinto es menos. Ella nunca cuestiona nada, ella no se pertenece, ella es la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario